martes, 19 de octubre de 2021


 

Los centros de vacunación contra el COVID-19 de Santo Domingo y el Distrito Nacional siguen abarrotados de personas que acuden a aplicarse el biológico.

En su mayoría, es gente que va por la primera dosis y, aunque algunos lo hacen sin protestar, otros “echan chispas’ aún en el puesto de vacunación, debido a la obligatoriedad de tener que ponerse la vacuna contra su voluntad.

Varios cuentan que hacen solo para poder cumplir con el requerimiento del Ministerio de Salud Pública que dispuso que todos los ciudadanos mayores de 12 años deben presentar una tarjeta con al menos dos dosis de la vacuna anticovid, para entrar a los establecimientos de uso público y el transporte.

“Echando chispas” salió, próximo al mediodía, un joven que acudió a vacunarse en el centro que funciona en el Hospital Moscoso Puello. Para esa ahora, una señora de la organización del lugar le informó que ya se habían agotado las dosis de Sinovac que tenían disponibles para el día. El joven que no se quiso identificar, dijo en tono molesto que estaba allí desde las 8:00 de la mañana. Contó que salió a buscar un trabajo y que en el lugar le mandaron a vacunarse . “Fueron ellos que me pidieron ponerme la vaina esa”, dijo el joven que pertenece al grupo de los rezagados, luego de tener una primera dosis. Él iba por la segunda.

En el centro de toma de muestras que funciona en el Centro Olímpico, el señor Roberto Ortíz, contó que acudió sin síntomas a realizarse la prueba porque se hijo le obligó.

Él no se vacunará, adelantó, porque no sabe qué es lo que le pondrán en su cuerpo. Además, no entiende la necesidad de ponerse una vacuna cuando hasta ahora no ha padecido de la infección por coronavirus .

Ortiz es de los que consideran que el Gobierno no puede obligar a nadie a vacunarse, que debe ser decisión personal, y que viola sus derechos.

Con el argumento de que la exigencia de Salud Pública es inconstitucional, varios abogados han presentado recursos ante los tribunales, dos de ellos se conocen hoy ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA).

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE