miércoles, 13 de octubre de 2021

 


Llegan por decenas y con poco convencimiento de que tendrán algún beneficio de salud al aplicarse la vacuna contra el COVID-19. Al contrario, algunos son presa del miedo a presentar alguna complicación de salud una vez les pongan el biológico.

Sin, embargo, la mayoría de los que están acudiendo a los centros de vacunación lo hace por el temor a perder el empleo, y “obligados” por una resolución del Ministerio de Salud Pública, la 000048, emitida el pasado 8 de octubre, que establece que a partir del próximo lunes 18 del presente mes, en todo el territorio dominicano se exigirá la tarjeta de vacunación con al menos dos dosis contra el COVID-19 para entrar a establecimientos de uso público, tales como escuelas y universidades, tiendas y en el transporte público.

La medida procura mantener control de la enfermedad provocada por el coronavirus que a la fecha lleva una tendencia al alza, luego de una significativa disminución de los casos que se experimentó hasta el mes pasado.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE