viernes, 15 de octubre de 2021

 


Desde el estallido del escándalo Lava Jato, exlegisladores, funcionarios, empresarios y expresidentes han sido investigados y condenados por su vinculación en el caso de sobornos de Odebrecht, que ha tenido presencia en más de 10 países de América Latina. Por el caso, en la República Dominicana el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional dictó ocho y cinco años al empresario Ángel Rondón y el exministro Víctor Díaz Rúa, respectivamente.

En Brasil el caso de sobornos, que se derivó la operación denominada Lava Jato, ha llevado a prisión a exlegisladores como el expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien fue condenado en 2018 a 24 años de prisión por delitos de corrupción y lavado de dinero. El exdiputado fue presentado ante los tribunales por la distribución de más de 30 millones de dólares en sobornos.

El expresidente de la constructora, Marcelo Odebrecht, fue condenado, en principio, a más de 30 años de prisión por el caso, sin embargo, su condena fue reducida a 10 por un convenio de colaboración con las autoridades.

A finales de agosto de este año la Corte Suprema de Justicia colombiana dictó ocho años de prisión contra el exsenador Bernardo Elías Vidal, “coautor penalmente responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado en concurso heterogéneo con el ilícito de lavado de activos” y una multa de unos 13 millones de pesos colombianos.

En 2017 un tribunal de Colombina impuso cinco años de prisión contra el exsenador Otto Bula, por su vinculación en el caso de sobornos, sin embargo, en febrero pasado un juzgado varió la medida a prisión domiciliaria tras su colaboración como testigo y el pago de 35 salarios mínimos.

Por recibir un pago de 6,5 millones de dólares por la adjudicación de una obra, el exviceministro de Transporte de Colombia Gabriel García fue condenado a cinco años de prisión en 2017. El exfuncionario fue el primer detenido por el escándalo en ese país.

A principios de octubre del 2020 el Tribunal Superior de Bogotá confirmó una condena de 11 años de reclusión contra José Elías Melo, expresidente de la corporación Corficolombiana, por su conocimiento de pago de sobornos para la adjudicación de una obra.

En diciembre de 2017, el entonces vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue declarado culpable del delito de asociación ilícita, dentro de la trama de corrupción de Odebrecht, y condenado a seis años de prisión.

En Guatemala, en 2019, fueron condenadas tres personas vinculadas con el exministro de Infraestructura Alejandro Sinibaldi y el excandidato presidencial, Manuel Baldizón, a penas de entre 6 y 14 años. El tribunal los encontró culpables de operar empresas de fachada en las cuales Sinibaldi y Baldizón recibieron dinero del pago de sobornos por parte de Odebrecht.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE