lunes, 18 de octubre de 2021

 


El magistrado Osvaldo Bonilla Hiraldo, titular del Ministerio Público en Santiago, afirmó este lunes que fue apresado el pasado viernes otro supuesto implicado en la red criminal a la que se le atribuyen delitos por narcotráfico, tráfico de armas de fuego y lavado de activos, desmantelada por la Operación Falcón.

Se trata de Kelvin Torres Bueno, alias El Toro, a quien se le imputa ser testaferro dentro de la organización criminal.

Bonilla sostiene que se trata de un imputado que movilizó una importante cantidad de dinero y bienes en la red delictiva.

El expediente contra alias El Toro, que se encontraba prófugo, fue depositado este domingo ante la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente que se espera fije el día y hora de la audiencia.

Audiencia aplazada

El juez Miguel Alejandro Báez del citado tribunal aplazó este lunes el conocimiento de las medidas de coerción en contra de Iván Paulino, quien se entregó a las autoridades la semana pasada, tras perseguirle por sus supuestos vínculos con la estructura mafiosa.

José Reinoso, representante legal del detenido, dijo que solicitó el aplazamiento porque desconocía la acusación contra su defendido.

“Ya nosotros retiramos el expediente y lo analizaremos, para garantizar una defensa técnica y material para demostrar que él es un simple empleado, tener un empleo no es un delito”, manifestó el abogado.

Paulino fungía como administrador de una estación de combustibles y un food shop o tienda de comidas, incautadas en medio de los allanamientos ejecutados por la Operación Falcón.

En estos momentos, en Atención Permanente se desarrolla la audiencia de medidas de coerción en contra de Juan Carlos Mosquea Eduardo y su padrastro, Alejadro Rafael Pérez Pérez, a quienes el Ministerio Público acusa de pertenecer a la organización.

Mosquea y Pérez son hermano y padrastro de Erick Randhiel Mosquea Polanco, prófugo al que el MP le atribuye encabezar la red del crimen organizado.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE