sábado, 18 de septiembre de 2021


 

Un bando está entusiasmado con la perspectiva de la expansión del gobierno más grande desde el New Deal de hace casi un siglo. El otro teme que esa expansión tenga un costo enorme.

Son todos demócratas, que tienen posturas muy distintas respecto a un proyecto de gastos de 3,500 billones de dólares pendiente en el Congreso.

El proyecto enfrenta nuevamente a los moderados con los progresistas. La versión del proyecto de la cámara baja elaborada esta semana dio comienzo a una nueva etapa en el debate, que podría poner a prueba si los demócratas son capaces de hacer realidad sus promesas acerca de todo, desde la desigualdad económica hasta el cambio climático.

Cualquier tropiezo puede tener graves consecuencias en las elecciones de mitad de término del año que viene, cuando tratarán de impedir que los republicanos recuperen el control del Congreso. El proyecto final podría resultar insatisfactorio para los moderados si va demasiado lejos y para el ala izquierda del partido si considera que se queda corto en un momento clave en la historia del país.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE