jueves, 2 de septiembre de 2021


 

Aunque en circunstancias por el momento diferentes, pero en sectores cercanos, la desaparición del niño Andy de Jesús Martínez, de 11 años, se produjo doce días después de cumplirse un año de la de Liz María Sánchez, la niña de ocho años cuyo cuerpo nunca apareció.

Se desconoce el paradero de Martínez desde el sábado 28 de agosto. Sánchez desapareció el día 16 del mismo mes del año pasado.

En ambos casos, los buzos han tenido que sumarse a las labores de búsquedas casi en la misma área del mar Caribe, por los kilómetros 12 y 14 de Las Américas.

Los parientes de Andy se enteraron de la manera en la que el menor abandonó la residencia de su tía, donde se pasaba unos días, por las cámaras que revisaron los investigadores de la Policía.

María Dolores Ventura, tía del niño, dijo que, de acuerdo a los videos de las cámaras de vigilancia, el niño salió de la vivienda en compañía de un amiguito con el que fue a la cancha de una escuela del sector Los Frailes II. No obstante, el amiguito de Andy dice que lo dejó en ese lugar.

Hoy jueves se cumplen cuatro días sin conocerse nada del paradero del preadolescente. Los buzos se sumergen en las aguas del mar Caribe en el tramo del kilómetro 12 de la autopista Las Américas, en donde fueron hallados un par de tenis que se presumen son los del jovencito.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE