viernes, 3 de septiembre de 2021


 

El hecho de que la Corte Suprema haya respaldado una nueva ley de Texas que prohíbe la mayoría de los abortos representa la mayor restricción a este derecho constitucional en décadas, y los republicanos de otros estados ya están sopesando aplicar medidas similares.

La ley de Texas prohíbe que se realicen los abortos una vez que los médicos detecten el latido cardíaco fetal, lo que usualmente ocurre a las seis semanas de gestación, antes de que muchas mujeres se hayan percatado de que están embarazadas. Los tribunales han impedido que otros estados impongan restricciones similares, pero la ley de Texas se diferencia significativamente porque deja la aplicación en manos de los ciudadanos a través de demandas civiles en lugar de recurrir a los fiscales.

Este es un vistazo a lo que hay que saber sobre la nueva ley de Texas que entró en vigor el martes, por la cual las clínicas de aborto en estados vecinos ya han reportado un aumento en el número de texanas que buscan someterse al procedimiento

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE