viernes, 13 de agosto de 2021


 

El sector zonas francas (ZF) de la República Dominicana jugó un papel preponderante en la recuperación de la economía dominicana, la creación de empleo y la generación de divisas durante el primer año de gobierno del presidente Luis Abinader, de acuerdo a las cifras presentadas ayer por el Gobierno.

A pesar de la pandemia, el sector se mantuvo produciendo exportaciones crecientes, llegando a exhibir en el primer semestre del 2021 mejores resultados que en el año 2019, en la prepandemia.

De enero a junio de 2021, las exportaciones mostraron un crecimiento de 28%, pasando de US$4,492.8 millones en 2020, a US$5,751.6 millones en el 2021, con una diferencia de US$1,258.8 millones. El 70% de esas exportaciones provienen de zonas francas, según los datos ofrecidos por Víctor Bisonó, ministro de Industria, Comercio y Mipymes.

El empuje de las exportaciones viene de sectores no tradicionales como joyería, creciendo 129%; reciclaje, que incrementó 100% y productos eléctricos y electrónicos.

Subsectores como el textil crecieron un 74 %, productos agroindustriales 31%, artículos de plástico 57%, bebidas alcohólicas 46%, y cartón, impresos y papelería 53%.

La industria del tabaco pasó de exportar US$335 millones en el primer semestre del 2020, a US$605 millones en 2021, para un crecimiento de 80%.

Respecto al primer semestre del 2019, las compras de las zonas francas en el mercado local pasaron de RD$37,731 millones a RD$44,782 millones en los primeros seis meses del 2021, para un crecimiento de más de 17%.

Empleos

Bisonó destacó la recuperación de los empleos del sector. En abril del 2020 las zonas francas llegaron a su nivel más bajo de empleo con 119,974 y ya para junio de este año se colocan en 172,709 para un total de 52,735 empleos directos recuperados, los que a su vez impactan en aproximadamente 158,000 empleos indirectos.

Más oportunidades

El presidente Luis Abinader instruyó a que se inicie un proceso de revisión, en consulta con el sector privado, para identificar las oportunidades y desafíos surgidos para República Dominicana a raíz de la reconfiguración de las cadenas globales de suministro y valor, así como el nearshoring, con el propósito de identificar nuevas inversiones e incrementar las existentes en zonas francas y sectores priorizados. ”Trabajaremos para convertirla (a RD) en el aliado logístico e industrial de mayor importancia del hemisferio occidental”, dijo.

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE