martes, 17 de agosto de 2021


Blue Origin no se rinde: tras meses de reclamos contra la decisión de la NASA de elegir a SpaceX para construir el futuro módulo de alunizaje, la compañía del magnate Jeff Bezos anunció este lunes que ingresó una demanda en un tribunal federal contra la agencia espacial estadounidense.

“Blue Origin ha presentado una demanda ante el Tribunal de Reclamos Federales de Estados Unidos”, dijo un portavoz en un comunicado enviado la AFP, que describió la decisión como “un intento de corregir las fallas en el proceso de adquisiciones de la NASA”.

“Creemos firmemente que deben corregirse los problemas identificados en esta adquisición para restablecer la imparcialidad, crear competencia y garantizar el regreso seguro de Estados Unidos a la Luna”, agregó.

La NASA anunció en abril que había adjudicado a la compañía SpaceX el proyecto para construir el sistema de aterrizaje lunar tripulado (Human Landing System, o HLS); un contrato cuyo monto asciende a 2,900 millones de dólares.

Pero el órgano de contralor rechazó la demanda a finales de julio, estimando que la NASA no había contravenido la normativa vigente y que se había reservado “el derecho de designar varios ganadores, un solo ganador o ningún ganador”.

Blue Origin reaccionó a este anuncio afirmando que la GAO no pudo responder a los “problemas fundamentales” de la decisión de la NASA debido a su limitado poder jurisdiccional, y prometió continuar la batalla legal. 

La agencia espacial estadounidense confirmó el lunes en una declaración haber sido notificada de la demanda que algunos responsables “estudian actualmente con detalle”.

La NASA tiene como objetivo, con su programa Artemis, enviar astronautas estadounidenses a la Luna en 2024, entre ellos una mujer por primera vez.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE