martes, 31 de agosto de 2021


 

Andrés Bautista inició ayer sus conclusiones formales en la recta final del juicio por los US$92 millones de los sobornos de Odebrecht, alegando que el Ministerio Público no logró probar su acusación y que su presunción de inocencia permanece intacta.

Carlos Salcedo, coordinador de la defensa del imputado, dijo que el juicio contra su representado fue inútil y por vía de consecuencia la única sentencia esperada del tribunal es la libertad pura y simple a favor de Bautista.

“La acusación carece de sustento probatorio, no hay una sola prueba con categoría para encontrar responsabilidad penal de Andrés Bautista, y por lo tanto, no hay prueba para derrumbar la presunción de inocencia”, resaltó Carlos Salcedo.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE