jueves, 15 de julio de 2021


El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este miércoles con una bajada del 2.82 % hasta los 73.13 dólares, como resultado de las dudas de los inversores sobre la recuperación de la demanda, sobre todo en China, y por un posible aumento de la oferta.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en agosto restaron 2.12 dólares con respecto al cierre de la jornada anterior.

El petróleo de referencia en Estados Unidos arrancaba la jornada ya con pérdidas, un fuerte contraste con la jornada del martes, cuando el WTI registró un aumento del 1.55 %.

Según los analistas, hoy pesaba en el mercado la posibilidad de que los precios estén en niveles demasiado altos dada la demanda que se está viendo en China, el mayor importador del mundo, donde las importaciones bajaron un 3 % en la primera mitad del año con respecto a 2020 tras años al alza, apuntan los últimos informes.

Además, aunque por ahora no parece haber afectado mucho a los precios, los inversores también tienen un ojo puesto en la expansión de la variante delta de COVID-19, que amenaza con hacer descarrilar los planes de reapertura en países europeos.

El mercado se vio también lastrado por un aumento en las reservas de gasolina en Estados Unidos, que ascendieron en un millón de barriles, frente a la caída de 1.8 millones de barriles que se preveían.

Asimismo, dos de los productores de “oro negro” más importantes, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, llegaron este miércoles a un acuerdo para incrementar su producción estándar, por lo que se espera mayor oferta de la materia prima.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto bajaron dos centavos hasta los 2.29 dólares el galón, mientras que los de gas natural para entrega en el mismo mes descendieron tres centavos hasta los 3.66 dólares por cada 1,000 pies cúbicos.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE