jueves, 13 de mayo de 2021


 

Para el regreso a clases semipresenciales, el próximo 25 de mayo, las autoridades del Ministerio de Educación admiten que recibieron presiones de diversos sectores y que a pesar de que hay municipios que tienen una positividad por encima de la recomendada de un 5%, hay indicadores que muestran que es el momento para que todos vuelvan a las aulas, guardando el debido protocolo.

El ministro de Educación, Roberto Fulcar, informó que la ampliación de la apertura incluye las escuelas públicas y colegios privados en los 158 municipios. Entrarán los del nivel inicial, primaria, educación de adultos y el sexto grado de técnico profesional y artes.

“La positividad por debajo de un 5% no es el único indicador, este está asociado a que también haya un nivel de incidencia de los últimos siete días de no más de 50 personas por cada 100 mil habitantes, ese índice ha bajado considerablemente de acuerdo con las autoridades de Salud y, además, está la vacunación de la casi totalidad del personal docente y administrativo de las escuelas y colegios”, explicó Fulcar.

El ministro agregó que otro factor importante es que se está vacunando el entorno familiar de los estudiantes y esto, junto con la inmunización de los docentes, es una garantía de que con la aplicación del protocolo establecido se podrá impartir docencia semipresencial, sin mayores inconvenientes.

Sobre las presiones dijo que ha habido posiciones extremas con respecto a las clases semipresenciales y a distancia.

“Claro que ha habido presiones, hay un grupo que considera que nunca debieron cerrarse las aulas y que nunca debimos ir a educación a distancia y otros que consideran que no debemos ir a la presencialidad. Todas esas opiniones tienen sus argumentos, sus fundamentos y sus defensas y el rol del Ministerio de Educación es tomar la decisión más adecuada en cada momento, aun no sean las que generen más aplausos”, manifestó el funcionario.

Indicó que coordinan con el Gabinete de Salud la instalación de puntos de vacunación en el entorno de los centros educativos, para inocular a los padres, madres y tutores de los estudiantes, para lo cual ya están trabajando de manera acelerada.

Reiteró que la integración a las clases semipresenciales será gradual y voluntaria, por lo que si una familia decide no enviar a su hijo a la escuela o al colegio no tiene la obligación de hacerlo y el alumno puede continuar recibiendo la docencia a distancia.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE