lunes, 24 de mayo de 2021


 

El obispo de la Diócesis de La Altagracia, Jesús Castro Marte, consideró que lo sucedido en el Aeropuerto Internacional de las Américas no puede ser catalogado como un simple acto de vandalismo.

Castro Marte sostuvo que se debe esclarecer el incidente y que, en consecuencia, haya responsabilidades penales.

El prelado católico así lo considera, por las implicaciones que tienen acciones de esa naturaleza para la seguridad nacional.

“Exigimos una investigación profunda que permita esclarecer los hechos y establecer responsabilidades”, publicó el obispo en su cuenta de Twitter.

En la tarde de hoy, lunes, una comunicación conjunta del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), Departamento Aeroportuario (DA), Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC) y Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (AERODOM) confirma que la noche del domingo 23 de mayo se produjo un acto vandálico, en el cual cortaron de manera intencional y planificada los cables eléctricos del circuito que alimenta el sistema de luces de pista del AILA.

El comunicado sostiene que el evento está siendo investigado por las autoridades competentes, quienes trabajan para determinar los autores intelectuales y materiales de este grave hecho, los que oportunamente serán sometidos a la justicia para que reciban todo el peso de la ley.

El acto vandálico provocó que al menos 15 vuelos fueran afectados, de los cuales ocho fueron reprogramados, cuatro desviados y tres cancelados.