lunes, 31 de mayo de 2021


 

Falleció este sábado el actor estadounidense Joe Lara, protagonista de la serie “Tarzán: las épicas aventuras”, a los 58 años, tras estrellarse la avioneta en la que viajaba con su mujer y otras personas en un lago de Tennessee, en Estados Unidos.

El portal estadounidense especializado en espectáculos, TMZ, confirmó que la aeronave en la que viajaba Lara era un avión privado Cessna 501, que había despegado del aeropuerto de Smyrna, a las afueras de Nashville, y se dirigía a Palm Beach, Florida.

El mismo se precipitó en el lago Percy Priest de Tennessee poco después del despegue. Los bomberos y otros equipos de socorristas trabajaron en una operación de rescate que duró toda la noche.

Las autoridades aseguraron que los pasajeros fallecieron y sus familias ya fueron notificadas. Se está investigando qué pudo causar el accidente.

Ese trágico accidente no ha sido el único que ha involucrado a figuras del entretenimiento, como él otros pierderon la vida al estrellarse el avión en el que viajaban y desde Diario Libre, los recordamos, a propósito de esta tragedia, que vuelve a enlutar a los fanáticos.

Jenni Rivera, cantante estadounidense de origen mexicano

El 9 de diciembre de 2012, poco después de haber terminado un concierto en la Arena Monterrey en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, Jenni Rivera y seis acompañantes más despegaron del Aeropuerto Internacional de Monterrey, General Mariano Escobedo, a las 3:00 horas para regresar a la Ciudad de México, puesto que Rivera tenía que estar presente ese día en la transmisión del reality show, La Voz... México, del que ella formaba parte como una de los jueces. Abordaron un avión privado de Rivera modelo Learjet 25 con matrícula N345MC, que aterrizaría en el aeropuerto internacional Adolfo López Mateos en la capital mexiquense, Toluca. Su llegada se tenía prevista alrededor de las 4:30 horas. No obstante, pocos minutos después de despegar, los radares perdieron contacto con el avión.

A las 06:00 horas se inició un protocolo de búsqueda y rescate cerca del último lugar del que se tenía conocimiento que la aeronave habría sobrevolado. En la tarde de ese mismo día, autoridades de Protección Civil informaron que un avión se había estrellado en la Sierra Madre Oriental en el municipio de Iturbide en Nuevo León, México.

​ Más tarde, en un comunicado oficial, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes indicó que las características de la aeronave accidentada correspondían con las del avión en el que viajaba la cantante, lo que confirmó su muerte y la de todos sus acompañantes. En la nave, además de Rivera, viajaban Arturo Rivera Ruiz, que era su relaciones públicas y también los pilotos Miguel Pérez Soto y Alessandro Torres Álvarez, el abogado Mario Macías Pacheco, el maquillista Jacob Yebale y el peinador Jorge Armando Sánchez, conocido como “Gigi”

Aaliyah, cantante estadounidens

El 23 de agosto de 2001, Aaliyah y los miembros de su equipo de filmación viajaban en dos vuelos hacia Bahamas usando un Fairchild Metro III, aeronave que fue fletada a través de «Sky Limo». Estaba programado que Aaliyah y su equipo regresarían de las Bahamas el 26 de agosto, pero ella decidió irse un día antes, ya que había terminado la filmación del vídeo musical de “Rock the Boat”.

El sábado 25 de agosto, a las 6:49 p. m., Aaliyah y su equipo de trabajo, justo después de la filmación del video de “Rock The Boat”, abordaron un pequeño avión Cessna 402B, matrícula N8097W en el aeropuerto de Marsh Harbour, en la Isla Ábaco, Bahamas. La aeronave, operada por “Blackhawk International Airways” que era más pequeña que la que inicialmente habían contratado para viajar, se dirigía al aeropuerto de Opa-Locka, localizado en los suburbios al norte de Miami, pero se estrelló poco después del despegue en unos arbustos aproximadamente 60 metros al final de la pista.

El superintendente Basil Rahming, del departamento de policía de Gran Bahama, dijo que seis de los ocupantes, incluyendo Aaliyah, murieron en el instante en que la nave se estrelló, mientras que otros dos fallecieron poco después: uno en una clínica de Marsh Harbour y otro cuando era trasladado por vía aérea hacia Nassau, la capital de las Bahamas. El piloto, Luis Morales III, murió al instante.

Roberto Clemente, estrella del béisbol

El 23 de diciembre de 1972 la ciudad de Managua, capital de Nicaragua, fue sacudida por un terremoto. La devastación motivó a Clemente a llevar un cargamento de ayuda a los afectados. Decidió ir personalmente pues a través de noticias se daba a conocer que los militares del país administraban deficientemente los envíos internacionales.​

Según un testimonio, su esposa, Vera Zavala, le previno de no viajar al decirle: “No vayas Roberto”, este por el contrario respondió: “Si vas a morir, morirás”.

​En la noche del 31 de diciembre, la nave (un DC-7) despegó de San Juan, Puerto Rico, pero a los pocos metros de dejar la isla cayó aparatosamente en el mar a las 9.23 p. m. matando a todos los tripulantes. El cuerpo del beisbolista nunca fue recuperado. La causa del siniestro parece haber sido la sobrecarga del aparato.

Kobe Bryant, estrella del basquetbol

A las 9:06 a.m. (UTC -8) del 26 de enero del 2020, Bryant, su hija Gianna de 13 años, el entrenador de béisbol del Orange Coast College John Altobelli y su esposa Keri, junto con otras cuatro personas, salieron del Aeropuerto John Wayne en el condado de Orange, California, en un helicóptero Sikorsky S-76, propiedad de Bryant.3​201​202​

El helicóptero se estrelló en Calabasas, California, alrededor de las 9:47 a.m. (UTC -8) y se incendió. El helicóptero había pasado sobre Boyle Heights, cerca del Dodger Stadium, y voló en círculos sobre Glendale durante el vuelo. Personal del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles asistió a la escena. El fuego se extinguió a las 10:30 a. m. (UTC -8)203​204​ Ninguno de los nueve pasajeros a bordo sobrevivió. Informes iniciales indicaron que el helicóptero se estrelló en las montañas sobre Calabasas en medio de una espesa niebla.

El 9 de febrero de 2021, el informe final de la NTSB concluyó que el piloto había volado hacia nubes espesas, contrariamente a los requisitos de VFR; la desorientación espacial resultante y la pérdida de control condujeron al accidente.

Carlos Gardel, estrella de la música y el cine

El 24 de junio de 1935 Carlos Gardel, junto con Alfredo Le Pera, su guitarrista Guillermo Barbieri y su secretario Corpas Moreno, falleció en el choque de dos aviones en el momento de despegar, sobre la pista del aeropuerto Olaya Herrera que se conocía entonces como Aeródromo “Las Playas” de la ciudad de Medellín (Colombia). Días después también morirían Alfonso Azzaf y el guitarrista Ángel Domingo Riverol. En el accidente murieron también el as de la aviación colombiana y dueño de la SACO, Ernesto Samper Mendoza, el radiooperador Willis Foster, el empresario chileno Celedonio Palacios, el promotor de espectáculos Henry Swartz, así como los siete ocupantes del otro avión. En total 17 muertos. Solo hubo tres supervivientes: el guitarrista José María Aguilar, José Plaja y Grant Flynt, funcionario de SACO.

El accidente se produjo cuando el avión en que viajaba Gardel, un trimotor Ford de la empresa SACO, se desvió en pleno carreteo de despegue y embistió a otro avión similar de la empresa de origen alemán SCADTA, que esperaba su turno para despegar, incendiándose ambos.

Las causas del accidente nunca fueron establecidas con claridad. Ambas empresas aeronáuticas mantenían una dura competencia, detrás de la cual se encontraban los intereses estratégico-militares de los Estados Unidos y Alemania.

Pedro Infante, estrella de la música y el cine

El 15 de abril de 1957, Pedro Infante piloteaba un C-87 Liberator Express de fabricación estadounidense, matrícula XA KUN perteneciente a la empresa TAMSA, de la que era socio. Este modelo de avión se derivaba del B-24 Liberator, un bombardero de la Segunda Guerra Mundial que se consideraba ya obsoleto para uso militar pero todavía útil en aplicaciones civiles. No obstante, las modificaciones necesarias para convertirlos en un transporte civil hacían que tuvieran dificultades para elevarse cuando iban muy cargados e introdujeron un problema de inestabilidad longitudinal debido al estrecho margen de variación del centro de gravedad ocasionado por la disposición y anclajes originales de la bahía de bombas, modificada y expandida para formar el compartimiento de carga.

En otras palabras: exigían una estiba sumamente cuidadosa de la carga, preferiblemente con un peso total de la misma inferior a su capacidad nominal. Estos y otros problemas —como la pobre distribución de los conductos de combustible, que además tendían a sufrir pérdidas y aturdir a los ocupantes con sus vapores— contribuyeron a que fuera un avión peligroso de difícil manejo y operación, temido por sus tripulaciones,​ que sufrió 150 accidentes con pérdida total de la aeronave entre 1942 y 1964.19​

Poco después de despegar del aeropuerto de Mérida acompañado por el capitán Víctor M. Vidal y el mecánico de vuelo Marciano Bautista, y tras apenas alcanzar unos 200 metros de altura, el C-87 piloteado por Infante se desplomó entre las 7:30 y las 8:00 horas en pleno centro de la ciudad de Mérida, Yucatán, en el sureste de México. El avión impactó boca abajo, lo que sugiere una pérdida total de control. La investigación del accidente determinó como causa probable que “se debió a un error de maniobra consistente en ejecutar dos virajes hacia el rumbo de la Ciudad de México sin conformarse a las especificaciones de distancia y procedimientos, y por debajo de las altitudes y velocidades indicadas. Este error fue agravado por un probable corrimiento de carga debido a una estiba incorrecta.”

 

 

 

 

 

 

CREDITOS  A DIARIO LIBRE