viernes, 14 de mayo de 2021


 

La jueza Iris Sugelly Borges, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago, aplazó para este sábado 15 de mayo la audiencia para el conocimiento de medidas de coerción en contra del empleado de una constructora, que habría sido detenido en flagrancia mientras sustraía cables eléctricos del Hospital José María Cabral y Báez en Santiago.

La sustracción de los cables, así como de otros aparatos de alto valor económico, ascendería a más de $100 mil pesos.

La medida cautelar será conocida contra José Daniel Caminero, alias Danielito, a quien habrían sorprendido en flagrancia, mientras intentaba sustraer varios metros de cables.

El consultor jurídico del centro hospitalario, Ángel Rodríguez, aseguró que el sospechoso, así como otros supuestos implicados en el robo, llevaban un largo tiempo robando estos cables.

El representante legal del centro hospitalario, Artemio Álvarez Marrero, expresó que espera la imposición de prisión preventiva, como medida cautelar, ya que, según explica, “una persona de ese tipo no tiene arraigo y va a seguir haciendo daño”.

Además de Caminero, el consultor jurídico del Cabral y Báez identificó a otro empleado de la constructora como cómplice en el robo, sin embargo, este no fue sometido porque, según dijo, el Ministerio Público no encontró sustento legal suficiente para vincularlo al hecho.

El encartado, empleado de una constructora que comparte junto a otras firmas la reconstrucción y remodelación de varias áreas del centro hospitalario, está acusado de violar los artículos 379 y 384 del Código Penal Dominicano, que tipifican el robo agravado.