lunes, 19 de abril de 2021


 

Numerosos ex candidatos de las pasadas elecciones dominicanas en el exterior, dirigentes políticos, y activistas comunitarios de la diáspora, pidieron la intervención de la nueva Cámara de Cuentas de la República Dominicana, para que realice una auditoría a los gastos de las elecciones de ultramar celebradas en el 2020, tras vencerse el segundo plazo de sanciones a funcionarios de las OCLEE y OPREE, suspendidos por la JCE por manejo dudoso de los fondos que administraron.

La extensión de las sanciones venció el pasado sábado 17 de abril y la JCE no ha ofrecido declaraciones sobre si ha recomendado que, ante las evidencias, los suspendidos sean sometidos a la justicia, o autorizar la auditoría de la Cámara de Cuentas.

Previo a estas peticiones, se pronunciaron a favor de la auditoría de la Cámara de Cuentas, el ex candidato a diputado por el PRSC Cirilo Moronta, diciendo que la auditoría debe hacerse para transparentar los gastos del estado en el proceso electoral.

“Quizás gastaron algo, esa junta ya no existe y fueron los charlatanes que la dirigieron, los responsables de manejar el dinero, pero si va a permanecer como entidad semi autónoma del estado tiene que responder”, agregó Moronta.

Élida Almonte ex candidata a diputada de ultramar por País Posible, señaló que el voto en el exterior debe auditarse, y que Cruz Herasme, debe explicarle a la CC en qué gastó todo ese dinero.

Almonte dijo que la JCE no gastó ni la tercera parte de lo que alega la Junta.

“Queremos que el nuevo presidente tome cartas en el asunto y que investigue qué ocurrió con el presupuesto”, agregó.

El coordinador en Estados Unidos de Alianza País, Luis Mayobanex Rodríguez dijo que por el corto tiempo en el que se montaron las elecciones, obviamente no hubo el gasto tan alto que alega la JCE.

Calificó las elecciones como un desastre y añadió que la magnitud del gasto, llama a la preocupación. “Esta es una razón más que suficiente para auditar a la junta y ver si hay justificación para todo el dinero que se gastó en un proceso electoral con una votación menor de un 22 %”.

El coordinador general de Fuerza del Pueblo en Nueva York, Gregorio Morrobel, dijo que el pedido de la auditoría es muy correcto, recordando que ese partido fue el primero en denunciar las fallas a todos los niveles en el montaje.

“Estoy totalmente de acuerdo con ese movimiento. La JCE utilizó un presupuesto que no sabemos cuál cantidad fue gastada, pero fue excesiva y no ejecutaron con ese dinero el trabajo que tenían que hacer”, añadió Morrobel.

La JCE, suspendió con disfrute de sueldos al director del Voto Dominicano en el Exterior, ingeniero Gilberto Cruz Herasme y Rafael Nicolás González Graciano, como Supervisor para las OPREEs de Nueva York y New Jersey, Gianilda Licelot Díaz Fernández y Ana María Matos Espinosa, asistente administrativa y supervisora, respectivamente de la OPREE de NY, y a Sublime Larancuent Guzmán encargada interina de la OPREE de Washington.

Sin embargo, la JCEA nunca sancionó a nadie de Pensilvania, Massachusetts y New Jersey, donde se considera está el epicentro de la corrupción electoral de la JCE en USA.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE