jueves, 22 de abril de 2021


La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, dijo este jueves que la economía de la zona del euro “podría haberse contraído en el primer trimestre”, pero parece que reanuda el crecimiento en el segundo, según las últimas encuestas y datos disponibles.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Lagarde consideró en una rueda de prensa virtual desde Fráncfort que hay riesgos a la baja para el crecimiento económico de los países que comparten el euro, pero están más equilibrados a medio plazo.

El BCE ha mantenido el tipo de interés de las subastas semanales en el 0 % y el volumen de compras de deuda de emergencia frente a la pandemia en 1.85 billones de euros hasta finales de marzo de 2022.

“El Consejo de Gobierno ha decidido reconfirmar la orientación muy acomodaticia de su política monetaria”, dijo en un comunicado.

No obstante, Lagarde hizo hincapié en que “persisten los riesgos para las condiciones financieras” y que el aumento de los contagios y las medidas de confinamiento contraen la actividad económica.

Sin embargo, las vacunaciones y la retirada de las medidas de distanciamiento social apoyarán el crecimiento de la economía.

Lagarde explicó que no se habló de la retirada gradual de las compras de deuda por la pandemia porque esto sería prematuro.

Añadió que las decisiones sobre estas compras de bonos no se toman con base en fechas del calendario, trimestralmente como consideran los mercados, sino que dependen de los datos económicos y del mercado.

La presidenta del BCE ha instado a todos los países de la Unión Europea (UE) a ratificar a tiempo el fondo de recuperación, que debe comenzar a funcionar sin retraso.

“El Consejo de Gobierno pide a todos los Estados miembros que aseguren una ratificación a tiempo de la decisión sobre los propios recursos para finalizar sus planes de recuperación” rápidamente y desplegar los fondos para un gasto público productivo, apostilló Lagarde.

Esto permitiría al fondo de recuperación, según la presidenta del BCE, contribuir a “una recuperación más rápida, fuerte y uniforme e incrementaría la resistencia económica y el potencial de crecimiento” de las economías europeas.

El Constitucional alemán desestimó el miércoles el recurso contra el fondo de recuperación, que hubiera podido retrasar su ratificación en Alemania y su reactivación.

La entrega de los fondos, en formas de créditos y subvenciones, permitirá una recuperación más rápida a los países más afectados económicamente por la pandemia.

Lagarde dijo que la política presupuestaria y la monetaria son complementarias y no se sustituyen.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE