martes, 6 de abril de 2021


 

Han transcurrido 25 días desde que frente del Palacio Nacional se instaló un campamento de la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres en protesta por la exclusión de las tres causales excepcionales que permitirían la interrupción del embarazo dentro del Código Penal.

La decisión tomada y dada a conocer a través de un informe por los miembros de la Comisión Permanente de Justicia de la Cámara de Diputados, que se encarga de trabajar en el proyecto del nuevo Código Penal Dominicano, de excluir las causales fue el detonante que llevó a más de una docena de mujeres a apostarse frente al Palacio Presidencial el pasado 11 de marzo en horas de la tarde en busca de que el presidente de la República, Luis Abinader, sirva de mediador ante los legisladores para que las mismas no queden fuera.

Las manifestantes de las tres causales han reiterado en diversas ocasiones a los dirigentes del Partido Revolucionario Moderno (PRM), la necesidad de ser coherentes con la postura que “históricamente han defendido desde el 2016 de manera oficial”, que es la protección de los derechos de más de la mitad población de las niñas y las mujeres.