sábado, 13 de marzo de 2021


 

La procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso aseguró este viernes que jurídica y procesalmente, la investigación que lleva el Ministerio Público sobre el caso Antipulpo está “blindada”.

“Reiteramos, nuestra imputación está jurídicamente blindada en cuanto a prueba y al debido proceso, y eso es lo que hemos visto hoy”, dijo, al ser entrevistada luego de que el juez Amauri Martínez ratificara las medidas de coerción para los 11 acusados hasta ahora por el caso de supuesta corrupción.

Reynoso, que dirige las investigaciones y la litigación del caso junto al titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, sostuvo que el Ministerio Público seguirá fortaleciendo la acusación y procediendo a ocupar e inmovilizar bienes relacionados a las “actividades ilícitas de los involucrados en el expediente”.