martes, 16 de marzo de 2021


 

Pese a que el Código Penal se debe aprobar en el Congreso Nacional, un grupo de hombres y mujeres permanece en protesta permanente frente al Palacio Nacional por sexto día. La intención, según una de ellas, es que el presidente Luis Abinader se pronuncie otra vez a favor de las tres causales y que incida en las cámaras para que los legisladores del partido de gobierno, que son mayoría, incluyan tres casos excepcionales para permitir el aborto.

Graciela de la Cruz, presidenta del Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer (CeMujer), espera que el mandatario sea más agresivo para motivar a diputados y senadores del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Personas identificadas con la fe cristiana convocan a las iglesias a apoyar a las mujeres que tomen la decisión de interrumpir el embarazo cuando sea el fruto de una violación, sea inviable o ponga en riesgo la vida de la madre. Aseguran que en los templos hay muchos religiosos que apoyan esa causa.

Agradecen la solidaridad de personas que les llevan comida o que van a respaldarlos. Hoy recibieron a varios grupos de San Cristóbal, San Pedro de Macorís y Duarte.

Cada día amanecen entre 10 y 15 personas en las tiendas de campaña. Allí tienen baños portátiles, carpas, grecas eléctricas, bebidas y comida. La manifestación no tiene fecha de término.