jueves, 4 de marzo de 2021


 

El anuncio de que a mediados de este año se iniciará la construcción de una verja divisoria en la frontera entre República Dominicana y Haití, hecho este sábado por el presidente de la República, Luis Abinader, reabre el viejo debate que ha existido en ambas naciones sobre si procede o no esa medida.

La posibilidad y viabilidad de que se construya un muro en la frontera domínico-haitiana ha sido por décadas un tema que ha generado posiciones a favor y en contra y, que en los últimos años, ha motivado reacciones hasta del propio presidente actual de Haití, Jovenel Moïse.

“En la segunda mitad de este año 2021 empezaremos a construir en la línea divisoria entre ambos países: República Dominicana y Haití, las nuevas medidas de refuerzo de la seguridad, que combinarán los medios físicos y tecnológicos, e incluirán una doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto, además de sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos”, dijo este sábado el presidente Luis Abinader en su discurso de rendición de cuentas.