lunes, 22 de marzo de 2021


 

Más de 50 organizaciones hicieron un llamado urgente a las autoridades de República Dominicana para que sea aprobado en el nuevo Código Penal las tres causales del aborto.

A continuación el comunicado enviado a los medios de comunicación:

En los más de 20 años que las autoridades en República Dominicana llevan discutiendo la despenalización del aborto en tres circunstancias (cuando la vida de la mujer está en riesgo, cuando hay incompatibilidad del feto con la vida fuera del útero y cuando el embarazo es producto de una violación), han fallecido mujeres, adolescentes y niñas que han necesitado este servicio de salud para salvar sus vidas. 

Recordamos las historias de “Esperancita”, Lizdalfi, y Carmen Dionelis, todas ellas mujeres jóvenes que presentaron problemas graves de salud durante el embarazo y aunque necesitaban un aborto para salvar sus vidas, no pudieron acceder a este servicio debido a su prohibición absoluta. Las tres fallecieron en 2012, 2017 y 2018, respectivamente. 

República Dominicana tiene una las tasas más altas de mortalidad materna en América Latina y el Caribe. En 2020, la mortalidad materna en el país aumentó un 20.2%, dejando en total 208 mujeres fallecidas por causas asociadas con el embarazo. Y, de acuerdo con informes oficiales, el 9% de la mortalidad materna corresponde a embarazos terminados en aborto. 

Prohibir el aborto es un trato cruel e inhumano, viola los derechos humanos y no es una medida efectiva para reducir el número de abortos que se practican. Por el contrario, obliga a las mujeres a que se practiquen abortos clandestinos que ponen en riesgo su salud y su vida. Además, tal prohibición afecta de manera diferenciada a las mujeres en situación de pobreza, las mujeres migrantes y todas aquellas que no pueden acceder a información y servicios de calidad.  

En este momento en que la discusión sobre la despenalización del aborto en el país está en la agenda pública nacional e internacional, las organizaciones firmantes de este pronunciamiento hacemos un llamado urgente a los y las Diputadas, a las y los Senadores, así como al Presidente de la República, para que salden la deuda histórica que tienen con las mujeres dominicanas y aprueben el acceso al aborto, en las tres circunstancias mencionadas. Acoger solamente la causal vida podría ser insuficiente para acceder al servicio.

 

CREDITOS A HOY