viernes, 12 de febrero de 2021


 

Mientras sepultaban a su esposo, dio a luz este jueves a una niña la viuda del hombre de 43 años al que agentes de la Policía Nacional mataron a balazos porque supuestamente no atendió el llamado a detenerse durante el toque de queda. El incidente ocurrió en Loma de Castañuelas, provincia Montecristi, el pasado domingo, aunque el fallecimiento se produjo el miércoles en un centro de salud de Santiago.

Yulissa Altagracia Ramos, de 26 años, vio nacer su tercer retoño. Se trata de una niña que llegó por parto normal, con siete y media libras, y sana.

La mujer tiene además otra niña de tres años y un varón de 7, todos procreados con su difunto esposo, Francisco Mercado, sepultado este jueves en el cementerio de Loma de Castañuelas y al que no pudo despedir porque recibía a su hija Frányelis en la clínica Doctor Toribio de Las Matas de Santa Cruz.