viernes, 19 de febrero de 2021


 

La Confederación Dominicana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Copymecon) busca un financiamiento de 630 millones de pesos para empezar el primer proyecto incluido en el “Plan Nacional de Vivienda Familia Feliz” del actual Gobierno.

El requerimiento de estos recursos lo realizan desde este martes representantes de Copymecon, de este primer proyecto donde el presidente Luis Abinader dio el primer palazo el pasado 3 de febrero.

Con este arranque, los ejecutivos de esta confederación estiman que las primeras viviendas estarían listas y entregándose en el mes de mayo próximo, es decir, en unos tres meses.

Tras dar a conocer la información a Diario Libre, el presidente de Copymecon, Eliseo Cristopher, dijo que pretenden entregar este año “822 apartamentos de los 1,168, para lo que necesitamos un flujo de caja de inicio de unos 630 millones de pesos”.

Agregó que “para eso necesitamos inyectar dinero fuerte al proyecto, y para hacer eso necesitamos el soporte del sistema financiero dominicano. Y nos estamos acercando al sistema financiero en procura de los recursos”.

Cristopher expresó que las mipymes de la construcción están optimistas porque Abinader ha dicho que las va apoyar mediante el proyecto «Plan Nacional de Vivienda Familia Feliz».

Recordó que en este proyecto se contempla construir un total de 1,168 apartamentos en un período de 14 meses en la Ciudad Altos de la Riviera, en un área de 100 mil metros cuadrados, y está ubicado en el kilómetro 22 de la autopista Las Américas, detrás de las zonas francas. La inversión total anunciada por el presidente Abinader es de RD$2,362 millones.

Dijo que “este es el primer proyecto en que da el primer picazo el presidente de la República, Luis Abinader, al Plan Nacional Vivienda Feliz, integrando 84 Mipymes (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas) de la construcción a trabajar de manera directa y a dinamizar la zona”.

Cristopher sostuvo que este plan de vivienda anunciado por el Gobierno en la medida que se incluya a las Mipymes de la construcción, se podrá lograr que sean competitivas y formalizadas.

Precisó que en ese contexto también se puede dejar que pequeñas empresas de la construcción con “apetito” de seguir supliendo de viviendas de bajo costo continúen, pero ya como entidades bancarizadas y listas para continuar sus propios proyectos.

“Podemos estar en estos momentos ante un plan que viene a desarrollar de manera amplia la economía de la República Dominicana, para impactar de forma amplia y sostenidas a las Mipymes de la construcción a través del Plan Nacional de Vivienda Familia Feliz”, proclamó el presidente de Copymecon.