sábado, 13 de febrero de 2021


 

Las consecuencias del supuesto golpe de Estado contra el presidente de Haití, Jovenel Moise, continuaron este viernes con el nombramiento de tres jueces que sustituirán en la Corte de Casación a los magistrados depuestos por el mandatario por haber sido parte de la presunta conspiración.

Los flamantes magistrados de la Corte Suprema, nombrados por decreto, son Octélus Dorvilien, Louiselmé Joseph y Pierre Harry Alexis, pero su designación aparentemente no se ajusta a la Constitución en lo relativo a la elección de los integrantes del alto tribunal.

Tensiones crecientes con los jueces

Lo mismo sucede con la orden ejecutiva con la que Moise, el pasado lunes, retiró de manera forzosa a los jueces Joseph Mécène Jean Louis, Wendelle Coq Thelot y Yvickel Dabrésil, siendo este último, además, una de las 20 personas detenidas el sábado pasado por urdir el complot contra el mandatario, cuya puesta en libertad no se produjo hasta el jueves.

Esta polémica orden de Moise ha provocado respuestas de varios países y de organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), además de quejas dentro de Haití.