lunes, 15 de febrero de 2021


 Por Francis Aníbal

SAN PEDRO DE MACORIS. La Confraternidad de Iglesias Evangélicas de esta ciudad exigió al alcalde Raymundo Ortiz aclarar que quiso decir cuando expresó el el cabildo abierto del pasado viernes que el cabildo fiscalizará las ayudas que reciban las iglesias en su gestión.

Mediante un documento, la referida confraternidad entiende que Raymundo Ortiz ha querido expresar que en el manejo de esos fondos que entrega el cabildo, no ha existido transparencia en el pasado.

 En el referido documento, la entidad que agrupa a las iglesias evangélicas entiende que el ejecutivo municipal ha puesto en dudas la honorabilidad de esa institución, la transparencia de los fondos canalizados y recibidos por las iglesias.

La entidad se preguntó si el ejecutivo municipal habrá querido catalogar a los evangélicos como oportunistas, tramposos, desleales o carentes de transparencia.

“Aclare eso señor Alcalde porque cuando usted se reunió en tiempos de campaña con algunos pastores buscando su apoyo y es bueno que el pueblo sepa esto, usted decía lo contrario y que de ganar la Alcaldía aumentaría presupuesto a las iglesias, pero ahora ya que está sentado en el trono piensa otra cosa sobre los evangélicos de San Pedro de Macorís”, dice una parte del documento.

Agrega que la Confraternidad, está en la mejor disposición de NO RECIBIR, gestionar o canalizar ayudas del Ayuntamiento Municipal en tanto el alcalde  Raymundo Ortiz, aclare cuales eran sus intenciones al pronunciarse en esos términos en contra de las iglesias de San Pedro de Macorís.

“ En hora buena señor Alcalde!!! No somos cualquier cosa, como quizás usted y un grupo que le rodea piensan. El propio Sr. Presidente Luis Abinader, honrando una promesa de campaña, en su primera visita como jefe de estado a esta ciudad, dentro de las instituciones con las cuales pidió reunirse fue con la Confraternidad de Iglesias Evangélicas, cosa que agradecemos, por ese gesto noble y de reconocimiento a la labor que rindan las comunidades de fe”, dice otra parte del documento.

La entidad dice que es bueno aclarar que en ese sentido las iglesias siempre han sido fiscalizadas, y si le cabe dudas puede crear una comisión que investigue el uso de los recursos otorgados a las iglesias en el pasado.

Agrega que para nadie es un secreto en este municipio que el dinero que mejor se invierte es en las iglesias, y allí están las pruebas.

Aclara que no se opone a la designación de Yolanda Jacobo, actual vice alcaldesa, para que sea el enlace con las iglesias sino a la forma de expresión de Ortiz, cuando hace énfasis en la entrega a iglesias que él señala como “grandes” que son las que siempre reciben las ayudas.

La referida confratrernidad lo invitó a buscar en los archivos del Ayuntamiento y se dará cuenta que esa entidad gestionaba o canalizaba ayudas a sus iglesias miembros sin tener miramiento, más que la necesidad imperante del momento.

Aclaró que no éran excluyentes al canalizar ayudas, las que eran aprobadas y entregadas por el propio Ejecutivo Municipal o sus representantes.

“Hablamos por las iglesias representantes en nuestra institución, no de las católicas y de otras denominaciones que recibían religiosamente ayuda por el Ayuntamiento Municipal. De los 12 millones a los cuales hace alusión el Sr. Alcalde, nuestra institución era gestora de tres (03) y los nueve (09) millones restantes eran distribuidos entre las iglesias católicas, adventistas y de otras denominaciones”, dice el documento.