miércoles, 20 de enero de 2021


 

El Gobierno del Reino Unido anunció este martes un paquete de ayudas de 23 millones de libras (26 millones de euros) para compensar a los pescadores británicos que sufren pérdidas por las nuevas barreras comerciales que se han levantado al abandonar la Unión Europea (UE).

El Ejecutivo admite en un comunicado las "circunstancias únicas" a las que se enfrenta el sector pesquero, que desde el 1 de enero afronta nuevos requisitos burocráticos, aunque el acuerdo alcanzado con Bruselas evita el pago de aranceles.

"Incluso un corto retraso puede llevar a que la mercancía se estropee", reconoce el Ministerio de Medioambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, que recalca la dificultad agregada que supone para la pesca la caída de los precios y la demanda por la pandemia de coronavirus.