martes, 12 de enero de 2021


 

El testigo Mauricio Dantas Bezerra validó ayer una serie de documentos consistentes en depósitos bancarios, correos electrónicos, comprobantes de transferencias bancarias, plantillas de Excel, contratos y otros medios de pago que, según el Ministerio Público, son evidencia de los sobornos que Odebrecht admitió haber pagado para conseguir contratos de obras.

Las pruebas autenticadas y certificadas por el tribunal, fueron obtenidas a raíz de las informaciones de los colaboradores y de las bases de datos de Odebrecht, según dijo el propio testigo al ser interrogado en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

Dantas Bezerra declaró que Odebrecht tenía un Departamento de Operaciones Estructuradas y que por medio de este se canalizaban los pagos no contabilizados o sobornos. También dijo que a través de ese departamento se hicieron pagos a Ángel Rondón por US$92 millones.