jueves, 10 de diciembre de 2020


 

El estado y la ciudad de Nueva York se unieron para pedir al Congreso de Estados Unidos que incluya una partida de al menos US$24,000 millones (15,000 para el estado y 9,000 para la ciudad) en el nuevo fondo de alivio económico que negocian republicanos y demócratas y cuyo monto asciende a US$908,000 millones.

“Nueva York tiene una necesidad desesperada. Si el sistema público de transporte no recibe US$4,500 millones este año, 9,000 trabajadores serán despedidos y las tarifas de metro y autobús y los peajes se incrementarán más allá del índice de inflación”, dice una carta dirigida a los representantes del estado en las dos cámaras legislativas y firmada, entre otros, por el gobernador del estado, Andrew Cuomo, y el alcalde Bill de Blasio.

La nota sostiene que Nueva York, el estado donde la pandemia ha causado el mayor número de muertos del país, “pagó un precio único por el COVID-19. Los daños sufridos por Nueva York fueron resultado directo de la negligencia del Gobierno federal”, que, según los firmantes, advirtió sobre el peligro de los viajeros que llegaban desde China, cuando la mayoría de casos llegaron desde Europa.