lunes, 5 de octubre de 2020


 

Familiares y vecinos de las personas afectadas por el incendio registrado el pasado sábado en la envasadora de gas licuado de petróleo Coopegas, en la comunidad de Limonar del municipio de Licey al Medio, en Santiago, atribuyeron a negligencia de los propietarios del establecimiento la causa de ese siniestro que ha dejado al menos dos personas muertas y otras nueve heridas.

Según denunciaron, la estación no estaba vendiendo GLP, debido a que había un escape en una de las válvulas.

“El jueves ellos no me quisieron vender gas porque la válvula estaba dañada”, declaró a Diario Libre Radhamés Cruz, residente en la comunidad.