viernes, 11 de septiembre de 2020


 La falta de consenso sobre el candidato a presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un cargo que siempre ha recaído en un latinoamericano y que ahora Estados Unidos quiere ocupar, empujó a líderes y organizaciones de la región y de Europa a pedir un aplazamiento de la votación -prevista para este fin de semana- por falta de garantías en el proceso.

La clave de la disputa está en la propuesta inédita de EE. UU.: la candidatura de Mauricio Claver-Carone, de origen cubano y principal asesor del presidente de estadounidense, Donald Trump, para América Latina.

Frente al hombre de Trump y tras la renuncia de otros aspirantes, el abogado Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos de Argentina, es el único que dará la batalla este fin de semana en una apretada votación para que la jefatura del BID siga en la región.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE