miércoles, 2 de septiembre de 2020

El Aeropuerto Internacional de Bávaro (AIB, S.A.S) restó credibilidad a la conclusión de los ambientalistas de la Asamblea Nacional Ambiental (ANA), en el sentido de que la construcción de esa terminal afectaría los acuíferos del lugar y atentaría contra un proyecto de acueducto.
AIB S.A.S afirmó que los ambientalistas firmantes del informe están vinculados al empresario Frank Rainieri en la fundación FUNKARST, por lo cual sus puntos de vista, además de carecer de fundamentos, no son imparciales.
En una declaración de prensa, la empresa señaló que ninguno de los suscribientes del supuesto informe técnico son geólogos, hidrólogos, biólogos ni ornitólogos por lo cual, sorprende que se pronuncien con tanta determinación sobre materias que desconocen.

CREDITOS  A DIARIO LIBRE