miércoles, 9 de septiembre de 2020

Las reclamaciones de facturas eléctricas se han hecho más recurrentes en medio de las quejas que se han elevado ante cobros injustificados que han hecho las empresas de distribución eléctrica en tiempos de pandemia.
A continuación una guía sobre cómo proceder si no está de acuerdo con el monto de su factura, o si le suspendieron el servicio sin razón.
¿Dónde debo tramitar mi reclamo?

La primera puerta que se debe tocar es la distribuidora eléctrica que le presta servicios, es decir, Edeeste, Edesur o Edenorte. También está Protecom, que es la dependencia de protección al consumidor eléctrico que tiene la Superintendencia de Electricidad.
¿Cuándo debo reclamar?
Las normativas señalan variadas razones por las cuales un cliente puede elevar un reclamo; por una facturación por encima de lo regular, por fallas en el medidor, por el cobro de una tarifa diferente a la contratada sin previo aviso por parte de la distribuidora, por una facturación sin que haya existido uso de la energía, por cargos incorrectos por reconexión, por una factura con atraso pendiente cuyo pago ya se realizó, por el corte injustificado del servicio, entre una larga lista de razones para hacerlo.
¿Qué hago para reclamar? ¿Cómo puedo proceder?
Lo primero es que debe ser el cliente a nombre de quien está el contrato con la distribuidora quien debe elevar el reclamo o, en su defecto, alguien que tenga un poder notarial que le autorice a poner la queja. Puede ser en una oficina comercial o por teléfono y, en cualquier caso, debe tener a mano su número de contrato y cédula de identidad, luego de lo cual se expone la queja y, de ser presencial, se firma la hoja de interposición de la misma.