jueves, 27 de agosto de 2020

Santiago. Las zonas francas de la región Norte apuestan a la reactivación del sector, pese al impacto que ha sufrido por el Covid-19,  provocando la suspensión laboral alrededor de 18,000 personas, distribuidos en los diferentes subsectores y provincias de la región.
Es decir, de los más de 73,000 empleos de zonas francas registrados en la región del Cibao, se encuentran laborando un 75% de estos, experimentando un proceso de reactivación gradual en los últimos meses.
Luis José Bonilla Bojos, presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Santiago, dijo que prácticamente la totalidad de las empresas del sector en la región Norte se encuentran operando en estos momentos, pero muchas de ellas no han podido reincorporar el 100% de su empleomanía por distintas razones.
Bonilla Bojos sostuvo que la prioridad ahora mismo es la permanencia de las empresas existentes y que los empleos que continúan suspendidos puedan reintegrarse a las labores.
“Para poder lograr esto, es necesario trabajar de la mano con las autoridades redefiniendo una estrategia de diversificación de mercados y atracción de inversiones, que, por ende, estarían generando mayores empleos formales. Ahora más que nunca, necesitamos ser más competitivos, garantizar seguridad jurídica y tener procesos más simplificados”, afirmó.
El dirigente empresarial entiende que las zonas francas es uno de los sectores con mayor potencial para apoyar al dinamismo de la economía dominicana en estos momentos.
Asimismo, informó que el sector se encuentra evaluando las acciones a seguir, para lograr reinsertar esos colaboradores, quienes están ahora mismo amparados en los programas del Fondo de Asistencia Solidaria al Empleado (FASE), creado para tales fines.
Si bien la situación actual ha sido un reto en términos de productividad e impacto económico para el sector, el gremio de las zonas francas se encuentra confiado en que, con las gestiones correctas y el apoyo del gobierno, podrán recuperar la normalidad y en un mediano plazo, continuar el crecimiento sostenido de los últimos diez años.
El sector zona franca de la República Dominicana se ha caracterizado por ser uno de los motores que mueve la rueda del desarrollo socio productivo del país a través de exportaciones, creación de empleos y todo un encadenamiento que aporta a la economía local.
La región Norte acoge actualmente al 49% de las empresas de zonas francas instaladas en el país, convirtiendo a la región en una de las principales columnas que sostienen al sector.