sábado, 22 de agosto de 2020

“A quienes vivan en zonas vulnerables, favor ir a los centros de refugios y otros lugares seguros para protegerse de la tormenta Laura”, se escuchó pasada las 10:00 de la noche desde guaguas de perifoneo o anunciadoras avisar por los barrios pobres de Hato Mayor, ante la inminente llegada de la tormenta Laura al país.
El llamado a resguardarse se realiza en los barrios Gualey, Los Cocos, La Javilla, Puerto Rico, Plata Bella Villa Canto, Media Chiva, Villa Ortega, La Franja, Las Chinas y otros, donde el pasado 20 de julio golpeó con crudeza la tormenta Isaías.
Hato Mayor, al igual que otras ocho provincias, está en alerta roja, por lo cual se han habilitado unos 20 refugios para que la gente se albergue ante las eventualidades que pudiera arrastrar el fenómeno atmosférico.
Efectos del fenómeno podrían sentirse en el país a partir de este sábado, iniciando por las provincias del este como La Altagracia, El Seibo, San Pedro de Macorís, La Romana y Monte Plata.
La Centro de Operaciones de Emergencias, luego de una reunión en el Palacio Nacional también dispuso alerta roja para las provincias La Altagracia, Samaná, San Pedro, Hato Mayor, El Seibo, Puerto Plata, Espaillat, María Trinidad Sánchez y Montecristi.
En alerta amarilla están San Cristóbal, Sánchez Ramírez, La Romana, Duarte y Monte Plata.
La gobernadora Julia Mery Vásquez instruyó que los vehículos de todas las dependencias del Estado salgan a desplazar las personas que viven en riberas de los ríos Paña-Paña y Maguá, los que provocaron mayores daños a las familias pobres tras el paso de Isaías, que dejó a más de 700 viviendas afectadas y arrastraron viviendas y ajuares.

CREDITOS  A DIARIO LIBRE