martes, 25 de agosto de 2020

El distanciamiento social no existe en zonas inundadas. Habitantes del sector Los coordinados, en Sabana Perdida, comparten entre varias familias una misma casa, pues tres días después del paso de la tormenta Laura sus viviendas siguen inundadas.
Ramona Castillo, moradora de la calle Narcisazo, acampa en una carpa dentro de una vivienda en construcción, a unos metros de distancia de las inundaciones.
Como muchos otros moradores comparte la vivienda improvisada con otra vecina y tres niños, mientras observaba cómo las lluvias del lunes pasado incrementaron la inundación en su zona y espera que alguna autoridad les socorra.