miércoles, 1 de julio de 2020

La policía italiana incautó 14 toneladas de anfetaminas, supuestamente producidas en Siria por el grupo Estado Islámico para financiar actividades extremistas y destinadas al mercado de la droga europeo.
Según el coronel de la policía italiana de aduanas, Domenico Napolitano, el hallazgo de tres contenedores con alrededor de 85 millones de pastillas en su interior, en el puerto de Salerno, en el sur del país, es la mayor incautación de anfetaminas realizada nunca en el mundo.
Los investigadores creen que la producción de droga supone un ingreso vital para las actividades insurgentes de la milicia radical, explicó Napolitano en la radio estatal italiana. La hipótesis de los investigadores es que la producción de anfetaminas europea se paró por las cuarentenas contra el coronavirus, por lo que los narcotraficantes podrían haber recurrido a productores en Siria para abastecer el mercado.

CREDITOS A DIARIO LIBRE