lunes, 22 de junio de 2020

Unos 300,000 trabajadores volverán este lunes a sus puestos de trabajo en Nueva York con la activación de la segunda fase de reinicio de la ciudad, que llevará a que las oficinas vuelvan a recibir a empleados, que los restaurantes puedan servir a clientes en espacios exteriores y a que abran peluquerías y tiendas.
En el caso de las peluquerías, este tipo de establecimientos podrá operar sólo al 50 % de la capacidad y atender sólo a clientes que hayan reservado una cita previamente, mientras que las tiendas minoristas podrán volver a recibir clientes en lugar de limitarse a la entrega de pedidos por internet.
Con la vuelta a la actividad, se espera que muchos de los comercios comiencen a retirar los grandes tablones de madera que cubren sus escaparates, que fueron instalados para evitar saqueos durante las protestas de Nueva York por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, que desembocaron en numerosos daños, sobre todo en Manhattan.