viernes, 12 de junio de 2020

Científicos internacionales sugieren en un estudio que el COVID-19 sigue un patrón estacional y prospera mejor en climas frescos y secos, un hallazgo que ayudará a diseñar estrategias de prevención y vigilancia para evitar o contener nuevos brotes en todo el mundo.
El estudio, liderado por la Universidad de Maryland, en Baltimore (Estados Unidos), se ha publicado en la revista Journal of the America Medical Association (JAMA).

Los investigadores analizaron la asociación del clima con la propagación de la infección por COVID-19 y, para ello, examinaron los datos climáticos de cincuenta ciudades de todo el mundo con y sin coronavirus, entre el 1 de enero y el 10 de marzo de este año.



CREDITOS A DIARIO LIBRE