martes, 30 de junio de 2020

Los economistas Nelson Suárez y Ernesto Selman citaron los principales retos que tendrá el próximo gobierno que se instaurará a partir del 16 de agosto.
Suárez dijo que la próxima administración tendrá tres grandes retos en el corto plazo: garantizar el seguimiento adecuado del control del COVID-19, enfrentar a los efectos económicos adversos debido a la recesión inducida y reformular las prioridades y políticas en materia de uso y aplicación de los fondos presupuestarios en función de la situación creada por la crisis de salud y sus efectos a nivel económico y social.
“Más que una reforma fiscal, pienso que el nuevo gobierno que se inicia el 16 de agosto próximo debe realizar una reformulación de la visión de las políticas públicas, orientando los recursos hacia el objetivo de una nueva institucionalidad en el país”, señaló.
Expresó que eso implica reformular las prioridades en todos los órdenes con el objetivo de que el país comience a resolver carencias históricas que le impiden insertarse efectiva y competitivamente en un mundo cada vez más convulso, competitivo y complejo.
En tanto, el vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), Ernesto Selman, dijo que los retos del próximo gobierno son tres: generación de empleos, cómo generar más dólares en un ambiente adverso y el manejo de la política fiscal con mayor déficit y deuda.
Precisó que el tercer desafío de la política fiscal implica que habrá menos ingresos, aumentarán los déficits y se incrementarán las deudas y los pagos de intereses que el país tiene que asumir.

CREDITOS A HOY DIGITAL