jueves, 18 de junio de 2020

El Gobierno dominicano está siendo muy poco realista con la proyección de la caída de los ingresos, por lo que el economista Henri Hebrard llama a las autoridades a sincerizar los datos.
“A abril tenemos una caída de 7.5%, para cerrar con 0% este año tendríamos que crecer cada mes desde mayo a diciembre cerca de 4% y eso es imposible”, indica.
Explica que The Economist acaba de publicar sus expectativas para la República Dominicana y revisó la baja de -3 a -6.5%.“Yo tenía una proyección de -6.1 y la acabo de rehacer anoche y a mí me da una caída de -6.5% y 7%. La proyección del Gobierno peca de optimismo, pero no es realista. La caída de los ingresos va a ser mayor”, expresó.
El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, dijo el sábado pasado que la caída de los ingresos en total son 106 mil millones de pesos, compensados parcialmente por recursos obtenidos de fuentes adicionales como el instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborales (Idoppril) y la Superintendencia de Bancos, entre otros, que suman 29 mil millones de pesos.
Al participación en el webinar titulado: “Perspectivas Económicas bajo el escenario COVID-19 (2020-2021), Henri Hebrard dijo que para compensar la caída de los ingresos el Gobierno está considerando unos ingresos extraordinarios que necesitan ser explicados.
“De dónde van a sacar RD$4,000 millones que están apareciendo de la Superintendencia de Bancos (SIB); los RD$6,000 que aparecen del FONPER, cuáles son los RD$2,500 millones que aparecen del peaje. Eso necesita explicación”, indicó Hebrard.
Del lado del gasto, el economista Henri Hebrard dijo que preocupación es doble porque los programas de asistencias social: FASE 1, FASE, 2, Pa´ti, Quédate en Casa llegan hasta el 30 de junio y en el presupuesto modificado no hay nada contemplado, lo que podría provocar una situación social complicada.
Por otro lado, señala que no están contemplando nada para las medidas de apoyo para el relanzamiento de la economía, por lo que advierte que hay muchas empresas que si no reciben apoyo del gobierno se irían a la quiebra o no van a volver abrir.
“Principalmente las empresas pequeñas y las que están relacionadas con el sector turismo. Se necesita además, un programa de transferencias a pequeñas empresas. En la zona turística, tú necesitarías reprogramar obras grandes y multiplicarlas en muchas obras chiquitas para que las chiquitas le den trabajo a la gente. Nada de eso está en el presupuesto”, señala el economista.

CREDITOS A DIARIO LIBRE