martes, 30 de junio de 2020

El Gobierno interino de Bolivia acusó este martes al expresidente Evo Morales de intentar desestabilizar el país 'con la complicidad del régimen de Nicolás Maduro', calificándolos de 'violentos actores del narcoterrorismo'.
Evo Morales, con apoyo del presidente de Venezuela, 'ha recrudecido su campaña internacional de desinformación y de difusión de noticias falsas para tergiversar la lucha del pueblo boliviano por la recuperación de la democracia', denunció la Cancillería boliviana.
'Esto lo hace desde su asilo o refugio, otorgado por el gobierno argentino, el cual soslaya las normas internacionales del asilo y del refugio, tolerando declaraciones incendiarias y hasta amenazas de convocatoria a milicias irregulares armadas', añadió en un comunicado.