viernes, 20 de marzo de 2020

La inmortal del Deporte, en voleibol, Cosiris Rodríguez, cuando estaba activa siempre luchó por ganar una medalla olímpica.
Sin embargo, tras varios años de retiro, entonces la consiguió.
Hablando con reporteros de HOY, Cosiris Rodríguez con una amplia sonrisa en su rostro, declaró que la llegada de su niña, Andhelis Shanahya Guerrero Rodríguez, hace 10 meses, cambió por completo su vida.
“Mi niña es el tesorero que siempre quise tener y gracias a Dios, hoy la tenemos en casa, en familia”, dijo. Apuntó que ella llegó en un momento muy difícil en su vida y fue cuando murió su querido padre, hace casi un año. “Cuando mi padre Andrés, murió, yo tenía una semana de embarazada y no lo sabía, por eso hice una combinación con su nombre”, expuso.
Afirmó que ella siempre añoró con ganar una medalla olímpica y no pudo alcanzarlo tras más de una década con las “Reinas del Caribe” en su primera etapa. Pero, al retirarme, Dios me iluminó y, “ya tengo mi medalla olímpica que es Andhelis Shanahya Guerrero Rodríguez”. Comentó que su hija es la alegría de la casa y por ella trabajan sus padres para que nada le falte.
Expuso que estos primeros 10 meses y medio de su nacimiento, su hija a llenado a plenitud la felicidad de esa casa.
Trabaja en COLIMDO. Apunto que tiene laborando más de seis años en la plataforma de comunicación del Comité Olímpico Dominicano donde entrevista a grandes figuras del deporte nacional, cada semana. “Estoy feliz ahí”, dijo.