lunes, 10 de febrero de 2020

LA ROMANA. El pelotero de Grandes Ligas Miguel Castro acudió este lunes a la Fiscalía de La Romana para recibir de manera definitiva las prendas que les fueron robadas durante el asalto que sufrió en enero pasado.

En principio, Castro expresó a los reporteros que no podía hablar del caso y luego fue breve en sus declaraciones.

El lanzador de los Orioles de Baltimore afirmó que ya había interpuesto querella contra los implicados en el atraco sucedido la tarde del 7 de enero en el estadio Andújar Cedeño, en el municipio Villa Hermosa.

Los detenidos son Willy Medina Castillo (a) Willy Po y/o Bichote, y Manuel Loyen Tussaint (a) Pollo, quienes guardan prisión preventiva por otro delito.

Las autoridades informaron que otro implicado en el hecho y que está prófugo es Julio Ángel de la Rosa Manuel, alias "Bobo".
Sobre sus expectativas, el deportista señaló que deja todo en manos de las autoridades.

Las prendas habían sido recuperadas en la provincia La Altagracia.

Miguel Castro fue asaltado cuando se disponía a entrenar en el estadio Andújar Cedeño.

Según su denuncia, los delincuentes, pistola en mano, lo despojaron de dos cadenas de oro y emprendieron la huida en una motocicleta.

Además, narró que uno de los antisociales haló el gatillo, pero que el arma se encasquilló.

Durante las investigaciones del hecho, se determinó que Willy fue quien ubicó y dio seguimiento al pelotero, así como también de vender las prendas ya recuperadas por la Policía Nacional.