martes, 5 de noviembre de 2019


Un estudio de Visa sobre comercio electrónico en establecimientos a nivel mundial muestra que el 87 por ciento de los líderes de comercio electrónico consideran que las ventas en línea al extranjero constituyen una de las principales oportunidades de crecimiento, aunque la mayoría de los encuestados dudan de su habilidad para maximizar las ventas internacionales.

Los negocios por internet ven una gran oportunidad para las ventas transfronterizas y los ejecutivos están listos para entrar en acción. Visa publicó algunos hallazgos destacados del estudio de Visa sobre Comercio Electrónico en Comercios a nivel Mundial (Estudio GME, por sus siglas en inglés), según el cual los negocios de comercio electrónico de todo el mundo consideran que la expansión internacional y encontrar nuevos clientes transfronterizos son factores fundamentales para impulsar el crecimiento, en particular con miras a la importante temporada de compras para las fiestas de fin de año.

Hoy en día, dos de cada tres negocios (66 por ciento) que venden en línea lo hacen a otros países. Estas ventas representan casi un tercio (31 por ciento) de los ingresos de esos negocios. Incluso con los considerables ingresos de las ventas transfronterizas, más de la mitad (51 por ciento) de las compañías que ya venden a clientes internacionales necesitan ayuda para optimizar sus ventas al exterior en línea.

“Los datos son claros; las ventas transfronterizas son una importante oportunidad de crecimiento. Pero no es fácil, en especial para las pequeñas empresas”, dijo Suzan Kereere, jefa global de ventas y adquirencia de comercios en Visa. “Como una plataforma global con millones de transacciones al día, Visa ayuda a los comercios a encontrar nuevos clientes, verificar sus identidades digitales y a crear experiencias seguras y sin contratiempos”.