miércoles, 1 de diciembre de 2021


 

Los aportes de las precipitaciones generadas por vaguadas y tormentas durante la temporada ciclónica 2021 que concluyó ayer, mejoraron significativamente los sistemas de acueductos del Gran Santo Domingo, pero no así las presas, que operaron con déficit pluviométrico durante casi todo el año, aunque las autoridades garantizan agua en lo que resta de este año y parte del 2022, tanto para el consumo humano como para la siembra de los distintos cultivos.

Beneficiosa fue la temporada ciclónica para la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) debido a que los acumulados de lluvias generados por eventos meteorológicos mejoraron la oferta de agua a residentes en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo durante todo el año.

Luis Salcedo, subdirector de Operaciones de la entidad, explicó que las lluvias que se registraron en lo que va de año permitieron que las presas Jigüey y Valdesia, en la que tienen incidencia, tomaran niveles adecuados que han permitido almacenar agua.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE