lunes, 27 de diciembre de 2021


 

En los campos de caña del Consorcio Azucarero de Empresas Industriales (CAEI) se libera un pequeño insecto llamado Tetrastichus howardi. Este es obtenido bajo condiciones artificiales para ser usado como controlador biológico. Y ya ha contribuido a bajar la afectación de plagas en las plantaciones.

Entre las plagas más comunes que se buscan combatir con este parasitoide se encuentra el barrenador del tallo, que constituye la principal amenaza a la caña de azúcar en la República Dominicana. De acuerdo a los datos de CAEI, se estima que por cada 1 % de índice de infestación se pierde 0.5 kilogramos de azúcar por tonelada de caña cosechada.

Además del barrenador de tallo, otras plagas que frecuentemente afectan el cultivo son: gusano cogollero, falso medidor y calisto de la caña. Estas afectan el follaje de la caña de azúcar, provocando daños que se traducen en reducciones significativas de la producción agrícola.

En un audiovisual publicado por CAEI, Phamela Acosta, doctora en ciencias agrícolas, asegura que el proceso para obtener el Tetrastichus howardi es “muy fácil”. La primera fase es la recolección de los huevos del vector intermediario; luego los huevos son colocados en envases plásticos, que dentro de ellos se encuentran una mezcla de ingredientes como el maíz, el trigo, la leche y la miel, en sus diferentes proporciones.

La citada mezcla sirve de alimento para las larvas explosionadas. Esa mezcla es reemplazada en varias ocasiones hasta que la larva llegue a su punto óptimo, donde pueda ser extraída y pasar al siguiente subproceso.

Después de esto, las larvas son empacadas para así inducir su siguiente fase biológica, es decir, pasar de larvas a crisálidas. “Ya en esta etapa, las crisálidas son extraídas de su cobertura y clasificadas para su parasitación”, explica Acosta.

En la última etapa, las crisálidas son divididas en subgrupos, dispuestas a ser parasitadas, y después que se confirme su parasitación, estas son colocadas en vasos. Ya emergidos dentro de los vasos son enviadas al campo para ser utilizados como control biológico en el manejo de plagas.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE