lunes, 29 de noviembre de 2021


 

La Asociación de Suplidores de Materiales Eléctricos (Asume) advirtió sobre el riesgo socio-político que encierra conceder al sector privado la gestión y operación de las empresas distribuidoras de electricidad (EDE) sin previamente estudiar el histórico de experiencias similares y, posteriormente, establecer los controles y regulaciones pertinentes que eviten poderes discrecionales a la parte contractual.

Asume indicó que liberalizar de la responsabilidad estatal la gestión de las EDE no va a resolver el problema deficitario de estas, debido a que se trata de un servicio público que el Estado es dueño y responsable de otorgarlo y de cuya memoria histórica la evidencia arroja que el sector privado no está dispuesto a asumir.

La entidad mencionó lo ocurrido en el pasado con los patronatos y alianzas público-privadas en donde las contrataciones se han hecho directamente con empresas extranjeras y muchas veces asociadas a los mismos inversionistas.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE