miércoles, 20 de octubre de 2021

 


Además de las situaciones de maltratos, violaciones de los plazos en los procesos penales y falta de seguridad adecuada que se da en el sistema de justicia contra los menores en conflicto con la ley penal, hay otro aspecto que preocupa a más de uno: la forma en cómo se resuelven los casos de delito sexual, ya sea de violación o abuso, entre adolescentes con menos de cinco años de edad de diferencia.

Entre madres, fiscales y abogados se cuentan casos en que adolescentes han sido perseguidos, detenidos y condenados por supuestas violaciones sexuales en que las víctimas son otras adolescentes de su edad o edad similar, con las que ellos aseguran tenían una relación de noviazgo.

Adriana (nombre ficticio) reside junto a sus cinco hijos y su esposo en Santo Domingo Este. La pareja no tiene empleo fijo y lo que consiguen lo destinan al pago de una casa alquilada, agua y luz. Uno de sus hijos, un varón de 17 años, ingresó al Centro de Atención Integral para Adolescentes en conflicto con la Ley desde hace 28 días tras ser acusado de abuso sexual por la madre de una joven de 16, con quien presuntamente tuvo un noviazgo.

“La mamá de la novia lo tiene ahí recluido porque yo no he querido darle 300 mil pesos. Yo le digo a ella que soy una madre pobre, yo trabajo en el día para poder comer en la noche”, indicó la señora, que reproduce para el equipo de reporteros audios que atribuye a la joven que habría sido violada, en el que se escuchan frases propias de enamorados.

Son varios audios y con ellos quiere demostrar que su hijo y la joven tenían una relación y que, si bien tuvieron relaciones sexuales una vez, lo hicieron por mutuo consentimiento.

La mujer indicó que tras la reclusión de su hijo no ha podido trabajar y que “lo poco que he conseguido es para traerle a él”.

Elba Núñez, titular de la Dirección Nacional de Atención Integral de la Persona Adolescente en Conflicto con la Ley Penal, (Dinaia), también recuerda el caso de un joven al que define como brillante, de buen comportamiento, al que sometieron a la justicia por supuestamente violar a su novia. El joven aseguró que fue una relación consensuada, pero él fue detenido y condenado.

No es el único caso que conoce Núñez, pues en el año que lleva al frente de la Dinaia, ha sabido de tres acusaciones distintas, con características similares.

Las estadísticas de la jurisdicción de Niños, Niñas y Adolescentes que registra el Poder Judicial muestran que entre el año 2014 y el 2020 entraron 1,071 solicitudes de medidas de coerción contra menores de edad acusados de agresión sexual, constituyendo la cuarta causa por la que fue sometido ese grupo etario.

Para el mismo periodo hubo 408 audiencias de fondo y 275 condenas para menores por el tipo de infracción.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE