martes, 23 de febrero de 2021


 

Sectores completos de la sociedad haitiana son rehenes de esta pulseada política

Sentado sobre el techo de la casa en construcción de su tío en Puerto Príncipe, Kervens Casséus utiliza un bloque de cemento como pupitre para apoyar su libro de geología.

Este liceal haitiano de 20 años no fue ni una vez a clase en febrero. La crisis política que paraliza al país impide a él y sus compañeros continuar normalmente sus estudios. Peor aún, les obliga a sumar otras preocupaciones a su escolaridad.